Dvorak es una distribución de teclado que se propuso como alternativa más eficiente a la distribución QWERTY en el año 1936, introducida por el Dr. August Dvorak (Psicólogo Educacional de la Universidad de Washington, Seattle) y el Dr. William Dealey.

Dvorak estudió la frecuencia de errores de tipeo en la distribución QWERTY y llegó a la conclusión de que la misma debía ser reemplazada por una más eficiente. Se dice que es un teclado ergonómico ya que busca:

  • Disminuir la fatiga de los dedos y manos minimizando la distancia recorrida
  • Disminuir la frecuencia de los errores de tipeo
  • Aumentar la velocidad de escritura

La distribución Dvorak está soportada en todos los sistemas operativos Linux, MacOS y Windows (Dvorak español en Windows 10)

Dr Dvorak con sus estudiantes de mecanografía

La distribución QWERTY es la resultante de una serie de iteraciones que buscaban que las palancas de las máquinas de escribir se trancaran lo menos posible. Esto se logró colocando las letras más utilizadas, lo más separadas posible. Esta distribución prioriza la fila superior por sobre la fila media de descanso de los dedos, por lo que la distancia recorrida por los mismos es mayor. La Remington Standard Nº2 adoptó la distribución QWERTY que luego se transformaría en un estándar de facto. Un hecho curioso, es que parece que la distribución fue diseñada de manera que se pudiera escribir la palabra «TYPEWRITER» (máquina de escribir, en inglés) en la fila superior, para hacer demostraciones.

Distribución Dvorak en Inglés original

El Dr. Dvorak asistía a torneos y exposiciones de mecanografia con mecanografistas entrenados que literalmente auyentaban a los que tecleaban en los teclados QWERTY. Estos últimos se ubicaban lo más lejos posible de los entrenados en Dvorak, debido a que se sentían intimidados por el ruido que hacían por la velocidad a la que tipeaban en los Dvorak.

Máquina de escribir Remington Standard Nº2, primera en estandarizar la distribución QWERTY

Las causas de la no adopción del teclado Dvorak pueden ser muy diversas, pero lo que sí es claro es que en 1936, en plena depresión financiera, las empresas no estaban en condiciones de reemplazar todos los teclados al nuevo estándar. Otras razones se atribuyen a la falta de comunicación o marketing de la existencia del teclado, hecho que se suele estudiar en economía, como ejemplo de como una tecnología mejor no es capaz de reemplazar a otra más ineficiente ya instalada en el mercado.

Distribución Dvorak Español actual

Algunos usuarios plantean algunos problemas de la distribución Dvorak, como por ejemplo:

  • Se desparraman los atajos inferiores CTRL+{Z,V,X,C}. Aunque hay quienes no los usan mucho, puede resultar incómodo. Esto es de esperar dado que en 1936 no existía la informática.
  • Dvorak le da más protagonismo al dedo meñique derecho, el cual carga con la L y la S como teclas bastante frecuentes, sobre todo si no teníamos una buena conducta de utilizarlo en el teclado QWERTY. Los primeros tiempos el dedo se cansa un poco pero luego gana fuerza y se transforma en un gran recurso para llegar a esas letras.
  • Cambia todas las letras de lugar radicalmente (solo la M permanece en el mismo lugar, y hay muchas letras que cambian para la otra mano) y eso cuesta acostumbrarse. Hay que re-programar el cerebro, lo cual es muy divertido.

Una persona con un promedio de 55 PPM, el primer día en un Dvorak tendrá no más de 7 o 10 PPM y puede parecer que en imposible mejorar esa velocidad en el corto plazo. En unas 3 semanas ya se logran unas 20 PPM y en algunos meses 40 PPM. Si se trata de una persona que escribe mucho texto diariamente demorará todavía mucho menos.

Mi curva personal de acostumbramiento al teclado Dvorak, en velocidad.

Con respecto a la eficiencia hay varias versiones. Unas señalan que el teclado es realmente superior, conclusiones a las que arriban en base a estadísticas de entrenamiento de mecanógrafos y otras señalan que las pruebas de la real eficiencia del teclado Dvorak eran tendenciosas y que eran elaboradas por partidarios de Dvorak o directamente que los experimentos estaban mal planteados. Otras experiencias de re-entrenamiento mecanográfico fueron realizadas por instituciones dispuestas a adoptar Dvorak, pero aducían que los resultados no eran tan diferentes a los obtenidos con el viejo teclado QWERTY.

La mejor información sin procesar a la que tengo acceso en la actualidad es de KEYTIME, una empresa con sede en Seattle que utiliza tecnologías de instrucción por teclado que desarrollaron ellos mismos. En los últimos nueve años, han capacitado a varios cientos de mecanógrafos en Dvorak, y varios miles en Qwerty, usando el mismo equipo y las mismas metodologías de enseñanza. Han «encontrado repetidamente» que después de 15 horas de entrenamiento y tiempo de práctica, los mecanógrafos QWERTY existentes (de los que tipean mirando y con los índices) pueden llegar a un promedio de 20 PPM. Después de 15 horas de entrenamiento y práctica en Dvorak, los mecanógrafos de capacidad similar (Qwerty) promedian de manera constante un digitado de 25-30 PPM en Dvorak. Además, KEYTIME informa que los mecanógrafos de Dvorak continúan mejorando a un ritmo mayor.

Randy’s Response to the Anti-Dvorak Crusaders (traducción)

Según Dvorak, antes de la Segunda Guerra Mundial, los investigadores habían descubierto que después de tres años de instrucción de tipeo, la velocidad promedio del estudiante de tipeo era de 47 palabras netas por minuto (NWPM). Dado que los mecanógrafos escaseaban durante la guerra, la Marina de los Estados Unidos seleccionó catorce mecanógrafos para un estudio de 1944 para evaluar si el reentrenamiento de Dvorak sería factible. Dvorak descubrió que tardó un promedio de solo 52 horas de entrenamiento para que las velocidades de esos mecanógrafos en el teclado Dvorak alcanzaran sus velocidades promedio en el teclado qwerty. Al final del estudio, sus velocidades de Dvorak eran 74 por ciento más rápidas que sus velocidades qwerty, y su precisión había aumentado en un 68 por ciento.

Jeff Bigler’s | The Dvorak Keyboard (traducción)

Análisis de la Eficiencia

Es posible analizar la performance del teclado Dvorak en términos de

  • La distancia recorrida por los dedos para un mismo texto
  • El balance de la carga de trabajo para cada dedo
  • La frecuencia de uso de las filas del teclado
Frecuencia de uso de los dedos en QWERTY/Dvorak
Frecuencia de uso de las filas del teclado QWERTY/Dvorak

Analizando la cantidad de palabras que se pueden escribir con la fila central de letras, en el caso de QWERTY un diccionario común arroja unas 19 palabras, mientras que Dvorak más de 1900 palabras. Los resultados varían levemente si se trata de la distribución en inglés o español, por lo que hay que realizar el análisis estadístico con un texto en el idioma de la distribución Dvorak correspondiente. Comparando el teclado QWERTY con 150 teclados aleatorios, el 25% de ellos resulta más eficiente que QWERTY y ninguno más eficiente de Dvorak (ver fuente debajo). En la página «Keyboard Layout Analyzer» hay una herramienta excelente para comparar la eficiencia de los diferentes teclados y ver resultados en forma de gráficas y mapas de frecuencia o «heat maps» (ver fuente debajo)

Las dos primeras gráficas son la comparativa con QWERTY y las restantes incluyendo Colemak (extraído de Wikipedia en Español)

HeatMap para el teclado QWERTY
HeatMap para el teclado Dvorak
HeatMap para el teclado Colemak

Existen otras distribuciones de teclado alternativas a QWERTY y Dvorak, incluso más modernas que quizá sean de interés. Muchas de ellas son intentos de mejorar al propio Dvorak, hacer menos modificaciones con respecto al QWERTY y lograr resultados parecidos. Otros buscan solucionar otros problemas que quizá pueden aparecer con el uso del Dvorak.

Score global para los teclados analizados para un texto extenso en Español

Alternativa Colemak

Colemak es una distribución bastante nueva que intenta ser un híbrido entre el QWERTY y el Dvorak, cambiando solamente 17 letras de lugar y mantiene los atajos ZVXC para usar con el CTRL. En el esfuerzo de tratar de mejorar al Dvorak, le quita la sobrecarga al meñique derecho y ordena las teclas de manera que sean más comunes los combos con el mismo dedo, lo cual supuestamente según el autor, agrega velocidad a la escritura. En este punto es opuesto al concepto de alternancia de las manos que lorga Dvorak colocando las vocales y consonantes en manos diferentes.

Teclados intermedios propuestos para aprender Colemak en varias etapas

Colemak puede aprenderse en etapas, cada una de las cuales modifica 2 o 3 teclas. A estas distribuciones intermedias se las conoce como TARMAK-1, 2, 3 y 4 … y son transicionales hasta el Colemak.

Si bien está muy bien documentado en su página y es posible instalarlo en todos los sistemas operativos, la variante español no está estandarizada y por ejemplo, no la encontramos entre las distribuciones de Linux. Lo mismo en MacOS y Windows.

El hecho de que se parezca en algo a QWERTY puede jugar en contra y por un momento hacer creer a nuestros músculos que estamos en un QWERTY, lo cual puede resultar engañoso.

Dvorak en Casa

Para hacernos de un teclado Dvorak, en realidad solo basta con cambiar la configuración del sisteba y listo, en todo caso comprar un set de stickers y pegar las letras correspondientes.

Stickers Dvorak en un teclado QWERTY

En el caso de las laptops puede ser la única opción, pero en el caso de un teclado de máquina de escritorio es sin dudas más lindo lucir un teclado Dvorak nativo. Para lograr esto es posible modificar algunos teclados QWERTY para lograr la distribución Dvorak Español que nos interesa. El teclado debe cumplir con las liguientes características.

  • Tener teclas con igual curvatura entre filas. Si el teclado tiene tecla planas, mejor aún. Casi todos los teclados slim, tienen teclas planas y por lo tanto no se nota cuando cambiamos las teclas de fila.
  • La distribución QWERTY debe ser Español-Español, no Español-Latinoamérica, para saber si es o no la distribución que nos interesa, debe tener la tecla Ç, es posible modificar un teclado Latinoamericano pero algunos símbolos quedarán fuera de lugar.
  • Las teclas físicas deben ser removibles, esto casi siempre es así, pero es necesario abrir completamente el teclado y remover las teclas desde el lado de adentro con mucho cuidado de no romper el sistema de clip de la misma.
Genius SlimStar 130 modificado a Dvorak Español
Kolke Falcon modificado a Dvorak Español
Genius LuxMate i200 UltraSlim modificado a Dvorak Español

Fuentes